Madrid, 05.11.2015

007 con licencia para acelerar… en el mercado de ocasión

Con motivo de la nueva entrega de James Bond, repasamos algunos de los míticos coches del espía británico, desde Aston Martin hasta BMW

Tiene licencia para matar, pero también para acelerar, a tenor de los coches que conduce en sus aventuras. Se trata de James Bond, que estrena este viernes su nueva película Spectre, donde a buen seguro veremos otra muestra de su pasión por el motor. Unos vehículos que, en muchos casos, han marcado una época y a los que conductores de todo el mundo han caído rendidos, a pesar de que sus desorbitados precios los hace inviables para la mayoría de los mortales. Sin embargo, existe una alternativa más asequible en el mercado de ocasión para motorizarse como el famoso espía británico. No hace falta ir a las oficinas del MI6 para hacer posible este sueño, basta con ir a una plataforma de VO como AutoScout24 para encontrar uno de los coches del agente 007 a precios más económicos.

Son muchas las marcas que han aparecido en las películas de James Bond, pero quizás la más icónica ha sido la también británica Aston Martin. De esta casa han salido varios modelos a lo largo de la saga cinematográfica, lo que ha provocado que sea uno de los coches preferidos por sus fans. Alguno de estos modelos está disponible en el mercado de ocasión, como el Aston Martin Vantage, conducido por el actor Timothy Dalton en Alta tensión y que está disponible a partir de 40.000 euros (ver aquí).

Uno de los vehículos conducidos por el agente 007 que más pasiones levanta es el Vanquish, también firmado por Aston Martin y utilizado en Muere otro día, protagonizada por Pierce Brosnan. En el mercado de ocasión es posible encontrarlo a partir de 80.000 euros (ver aquí).

También es cierto que hay modelos que han pasado más de puntillas por la saga del espía británico, pero no por ello son menos espectaculares. Es el caso del Lotus Sprit que James Bond conducía en La espía que me amó, cinta de 1977 protagonizada por Roger Moore. En el mercado de VO se puede encontrar por precios inferiores a los 30.000 euros (ver aquí).

Asimismo, son más recientes las apariciones de los coches de la casa alemana BWM, que se hicieron hueco en las películas de 007 a partir de los años 90. Entre ello destaca el Z3, un modelo descapotable conducido por Pierce Brosnan en su debut en la saga, Goldeneye, y que está disponible en segunda mano a partir de 8.000 euros (ver aquí).

Otro descapotable BMW, pero de gama más alta que el anterior, es el Z8, con un precio en el mercado de VO por encima de los 150.000 euros (ver aquí). Pierce Brosnan fue de nuevo el afortunado que llevó este coche interpretando a James Bond en la decimonovena entrega de la saga El mundo no es suficiente.

A su vez, un BMW de la serie siete, el 750, fue el elegido para rodar El mañana nunca muere. En AutoScout24 es posible encontrarlo a partir de 30.000 euros (ver aquí).

Por último, y para los auténticos fans de la saga Bond –y de sus flamantes coches- es el Rolls Royce Silver Shadow, visto en Licencia para matar, la última en la que Timothy Dalton se puso en la piel del agente secreto y que es posible adquirir por 10.000 euros (ver aquí).

De este modo, ser un chico –o chica- Bond puede ser un sueño hecho realidad de una forma más asequible para nuestros bolsillos. No esperes lanzar misiles desde el coche, pero que nadie te quite la licencia para acelerar.

Contacto de prensa:

E-mail: info@autoscout24.es