Madrid, 30.08.2017

El pinchazo de la burbuja inmobiliaria multiplica por siete la oferta de SUVs de ocasión desde 2007

Como consecuencia, el precio medio de estos modelos vinculados al ‘boom’ del ladrillo cayó casi un 15% en la última década

Durante los años de bonanza económica, la presencia de todocaminos, conocidos popularmente como SUVs, crecía en paralelo al boom de la construcción. Tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, los excesos dieron paso a una época de contención del gasto y mayor sensibilización al medio ambiente que llevó a muchos españoles a deshacerse de ellos para optar por modelos más  asequibles y respetuosos con el entorno. Tanto es así que la oferta de estos vehículos en el mercado de ocasión multiplicó por siete su volumen en la última década, al pasar de unos 3.580 en 2007 a más de 23.840 en la actualidad, según datos de la plataforma internacional AutoScout24.

De esta forma, los datos de la consultora experta en vehículos de ocasión ponen de manifiesto que si bien en 2007 estos coches, caracterizados por un mayor coste en mantenimiento, seguro y consumo, apenas representaban un 5% de la oferta total de usados, diez años después prácticamente triplican su cuota.

El cambio de fiscalidad que entró en vigor en enero de 2008 y que modificaba el impuesto de matriculación gravando por tramos los vehículos en función de las emisiones de CO2 contribuyó en gran medida a fraguar este cambio de tendencia. La rebaja de la carga impositiva hasta llegar a la exención en el caso de los modelos de menos de 120 gramos incentivó a los conductores a cambiar sus contaminantes vehículos por modelos de menor categoría y motorización.

Así, esta reforma fiscal, unida al veto que ciudades europeas como Berlín o Londres llevan imponiendo desde 2008 a los coches de mayor tamaño para hacer de sus centros históricos entornos más limpios y que inspira los proyectos de movilidad de las principales urbes españolas, explica en gran parte que estos todoterrenos ligeros supongan hoy por hoy cerca del 14% de la oferta en el mercado de usados.  

Como no podía ser de otra manera, este aumento progresivo de la oferta de SUVs de segunda mano ha llevado aparejado una reducción paulatina del precio medio de compra, que en esta última década cayó del orden de un 15%. Así, si en 2007 los conductores que acudían al mercado de usados con la aspiración de comprarse uno de estos modelos, símbolo de un elevado estatus social, pagaban una media de  22.590 euros, hoy por hoy cumplir ese sueño les cuesta poco más de 19.000 euros; una cantidad que, a pesar de todo, sigue siendo alrededor de un 35% más elevada que la media de un VO en el mercado.  

Cuadro 1. Evolución de la oferta y del precio de los SUVs en el mercado de usados

AñoVolumenVariaciónPrecio%Variación

2007

3.586

22.593

2017

23.846

+564%

19.267

+14,7%

Un reflejo del mercado de nuevos

Por otro lado, los datos de AutoScout24 también revelan que el mercado de usados no deja de ser un reflejo del de nuevos. De esta forma, si bien en 2007 los todocaminos representaban apenas el 9,6% de las matriculaciones, ahora suponen un 33%, dado que las empresas, que actualmente tiran del mercado ante el estancamiento de los particulares, se han fijado en él como opción principal para renovar la flota por su versatilidad, ya que no sólo adaptan su conducción a cualquier terreno sino que permiten mayor capacidad de carga, a la vez que proyectar una imagen de compañía de vanguardia.

La tendencia del SUV entre las empresas, que según los datos del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) renuevan flota cada seis años de media permitiendo que sus coches usados engrosen la oferta del mercado de ocasión, también explica este incremento de la oferta de todocaminos de segunda mano, que sólo en el último año aumentó en un 14,7%.

Según el director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, “el segmento del crossover vuelve a vivir una época dorada en este periodo postcrisis. Es verdad que el final de la burbuja inmobiliaria puso en jaque el estilo de vida de muchos españoles que, cuando las cosas vinieron mal dadas, tuvieron que deshacerse de un patrimonio difícil de mantener, provocando ese trasvase al mercado de ocasión, pero es que las marcas vuelven a apostar por estos modelos ante la presión de la demanda, sobre todo de las empresas, lo que sin duda se reproducirá en el corto plazo en el entorno de los usados”.

Contacto de prensa:

E-mail: info@autoscout24.es